© Cloudwards


La nube ya ha demostrado su impacto en diferentes industrias y ahora está lista para hacerse cargo del sector educativo. En los últimos años, las instituciones educativas de todo el mundo han comenzado a recurrir a las tecnologías en la nube. Una tendencia que solo se hizo más llamativa en 2013 y 2014. En 2012, las encuestas revelaron que solo el 6% de las instituciones estaban usando la nube en los últimos dos años..

Hoy, vemos una gran cantidad de escuelas y universidades que utilizan servidores o aplicaciones proporcionadas por Microsoft, Google o Amazon. Teniendo en cuenta la oferta competitiva que estos gigantes tecnológicos han diseñado para el sector, no sorprende que los tomadores de decisiones contemplen cada vez más nuevas oportunidades. Es decir, en 2014 vimos que Google y Microsoft ofrecen almacenamiento gratuito y aplicaciones para instituciones educativas con el objetivo de apoyar una revolución tecnológica en el campo.

Obviamente, algunas transformaciones a gran escala están ocurriendo en el ecosistema. Principalmente debido al hecho de que la nube proporciona recursos eficientes a precios bajos (o gratis), lo que sin duda es una opción atractiva para las instituciones que dependen cada vez más de la tecnología para mejorar los métodos de enseñanza y aprendizaje..

Percepciones de la nube en instituciones educativas

Una vez que la nube pasó su fase inicial, se convirtió en una noción verdaderamente compleja que incluye un gran conjunto de aplicaciones, recursos y proveedores. Sin embargo, algunas cosas permanecieron igual. Esto se refiere principalmente a los beneficios percibidos y los riesgos de seguridad asociados..

Como un informe global sobre el tema, el Informe del Estado de la Nube 2014 de RightScale revela cómo las empresas ven los beneficios de la nube:

  • Mayor disponibilidad (48%)
  • Alcance geográfico (37%)
  • Ahorro de costos (34%)
  • Continuidad del negocio (34%)

Del mismo modo, las instituciones educativas están utilizando aplicaciones en la nube para reinventar su infraestructura de TI y proporcionar más recursos para sus profesores y estudiantes siempre en línea. Según Crucial, una empresa de alojamiento web que reunió varios informes sobre el tema, las plataformas de comunicación y colaboración parecen ser los recursos en la nube más populares en la educación superior.

Esto ciertamente se justifica considerando la cantidad de investigación y trabajo colaborativo que requieren tanto los estudiantes como los educadores..

Qué servicios usan las instituciones educativas?

Los estudios muestran que el 29% de las instituciones educativas usan soluciones de mensajería, conferencias y colaboración, mientras que el 31% usa capacidades de almacenamiento en la nube. Estos dígitos apuntan claramente a la necesidad de sistemas informáticos avanzados para facilitar procesos críticos y crear un ecosistema donde los estudiantes y educadores remotos puedan conectarse en tiempo real.

Sin embargo, entre los estudiantes, el almacenamiento en la nube es particularmente popular gracias al potencial de colaboración de estas aplicaciones. Con la capacidad de acceder a documentos compartidos y editarlos en tiempo real, la mayoría de los procesos de colaboración se pueden acelerar en gran medida. En cuanto a la investigación, la disponibilidad de recursos útiles en múltiples dispositivos es otro beneficio de las aplicaciones basadas en la nube..

Aquí, las aplicaciones de sincronización y uso compartido de archivos como Box y Dropbox son probablemente las opciones más eficientes tanto para estudiantes como para educadores..

Dropbox

La Universidad Carnegie Mellon, por ejemplo, brinda una explicación más detallada sobre cómo Dropbox podría ser utilizado por estudiantes universitarios para ayudarlos a administrar archivos y colaborar de manera más eficiente.

La Universidad señala que el uso de Dropbox reduce el tiempo necesario para una transferencia de archivos en 20 segundos, que es la cantidad promedio de tiempo necesario para hacer lo mismo usando el correo electrónico o la unidad flash. Además de esto, el servicio ofrece un precio razonable para las licencias de servidor y la escalabilidad, que es otro gran beneficio para la institución.

Además, se realizó un extenso estudio para determinar los posibles beneficios de implementar Dropbox en la Universidad de Alcalá, España, donde los estudiantes confirmaron que Dropbox ha permitido un mayor grado de cooperación y aprendizaje, así como un mejor trabajo con el profesores.

Caja

Como una herramienta que quizás esté aún más visiblemente enfocada en la colaboración, Box también se usa en varias instituciones educativas diferentes. Emory University, por ejemplo, informa que más de 100 personas de diferentes departamentos están utilizando Box para colaborar de forma remota..

Como señaló Jamie Smith, algunos de los mayores beneficios que ha traído esta herramienta digital son la facilidad de implementación, herramientas administrativas que ayudan a los usuarios a rastrear fácilmente quién está haciendo qué y cuándo. Además, el control de versiones de archivos permite al personal trabajar siempre con el contenido más reciente..

Además de la Universidad Emory, Box también se usa en la Escuela San Domenico, las Escuelas Preparatorias Strive, así como por una organización educativa sin fines de lucro, A Better Chance. Box les ayuda a gestionar la conexión con 2000 solicitantes dispersos geográficamente y más de 300 escuelas.

Google Apps y Microsoft Office en la nube

Como se mencionó en la introducción, Google y Microsoft siguen luchando para aumentar su base de usuarios en el sector educativo. Google anunció recientemente que sus aplicaciones llegaron a Bangladesh, donde equiparon 500 campus en 35 ubicaciones con las herramientas más populares de la compañía.

Los datos anteriores apuntan a la FAct 72 de las 100 mejores universidades de EE. UU. usaban Google Apps for Education, que sin duda es un dígito significativo.

Del mismo modo, el traje en la nube de Microsoft es bastante popular entre las escuelas y colegios de todo el mundo. En marzo de 2014, la compañía informó que 110 millones de estudiantes y personal docente estaban usando Office 365 en la nube para apoyar procesos críticos de aprendizaje y enseñanza..

Transformación de Infraestructura

Otro beneficio importante de introducir sistemas en la nube a una infraestructura de TI compleja es la posibilidad de utilizar recursos informáticos más potentes que pueden ejecutar aplicaciones extensas sin problemas. Tal innovación hace que los procesos administrativos y de admisión sean más fluidos, lo que ciertamente puede marcar la diferencia para las instituciones educativas..

Al alquilar una plataforma de infraestructura de los proveedores establecidos, las escuelas y universidades pueden aumentar sustancialmente la productividad del personal y la participación de los alumnos.


© cloudwards

Es por eso que estos servicios hoy en día son vistos como recursos críticos para un aprendizaje eficiente. Como se señaló en una encuesta nacional realizada a principios de este año, el 98% de los educadores creen que los sitios web realizan las funciones educativas más importantes y explican el aumento de la participación de los padres y los estudiantes..

Al igual que los sitios web, los servidores en la nube crean un nuevo espacio para la innovación, ya que representan una forma rentable de crear una infraestructura de TI funcional a la que todos puedan acceder de forma remota. Más importante aún, el alojamiento en la nube no requiere grandes equipos internos de TI, ya que una parte de la responsabilidad de la gestión de recursos depende del proveedor elegido..

Desafíos de implementación

Aunque los beneficios de la nube son ampliamente reconocidos en todas las industrias, un conjunto de desafíos impide que un mayor número de instituciones lo adopten. Esto es discutido nuevamente por varios tomadores de decisiones en educación, quienes mencionan un conjunto de limitaciones en relación con la migración de la nube.

Con bastante expectativa, los problemas de seguridad y privacidad figuran entre los principales inhibidores para una adopción más amplia. Aunque el miedo a la nube a este respecto generalmente está disminuyendo, todavía hay algunos problemas en los que las instituciones educativas pueden encontrar problemas.


© cloudwards

Van Zomeren y De Haan lo han discutido en su investigación sobre la adopción de la nube en la educación superior, señalando que las instituciones deben tener más cuidado al elegir los proveedores adecuados para colocar bases de datos y cargas de trabajo en servidores remotos.

Además, hacen un excelente comentario sobre la posible incompetencia de los equipos internos de TI que pueden estar trabajando de acuerdo con métodos obsoletos. Por lo tanto, puede ser necesaria una educación adicional del personal existente para implementar con éxito soluciones en la nube en todos los niveles necesarios.

eLearning como la próxima frontera

La aparición de varios servicios de aprendizaje electrónico y plataformas de educación abierta es otra tendencia que ha marcado la forma en que las personas abordan la educación moderna. El papel de los sistemas de computación en la nube aquí puede ser algo menos notorio, pero la mayoría de estos recursos están utilizando la tecnología para ejecutar y moderar cursos en línea..


© cloudwards

Quizás el papel más evidente de la nube para proporcionar recursos de aprendizaje a pedido es el desarrollo de m-learning, que implica el uso de dispositivos móviles en el aula o para el aprendizaje independiente. Basado en la nube y accesible desde múltiples plataformas, las aplicaciones móviles ayudan en el aprendizaje activo y continuo, lo que las convierte en un recurso esencial en el aula contemporánea..

Teniendo en cuenta el hecho de que la mayoría de los estudiantes, especialmente aquellos en instituciones de educación superior, dependen de dispositivos móviles para sus actividades cotidianas, el uso de estos dispositivos en clase solo motiva aún más.

Conclusión

Los cambios que la nube ha traído al mundo tecnológico obviamente han desencadenado nuevas tendencias que probablemente definirán cómo vemos la educación en el futuro. Independientemente de la forma en que se implementen dichos sistemas, sin duda son importantes para la mayoría de las instituciones educativas de hoy..

El acceso constante a la información y la disponibilidad de datos son sin duda algunos de los mayores beneficios que la nube y las aplicaciones asociadas han traído a nuestra vida diaria, y esto también es lo que las hace esenciales para la educación moderna..

Kim Martin
Kim Martin Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
follow me